Portada_SagradFamilia

Manolo Caro vuelve a Netflix con ‘Sagrada Familia’, un retrato familiar cargado de secretos

La nueva serie del director mexicano ha entrado directa en el top 10 de la plataforma en 52 países

Netflix vuelve a apostar por Manolo Caro, creador de La casa de las flores o Alguien tiene que morir, para su nueva serie original. El pasado viernes 14 llegaba a la plataforma Sagrada Familia, el último proyecto del mexicano, con un reparto lleno de caras conocidas como Nawja Nimri, Alex García, Alba Flores o Macarena Gómez entre otros.

La serie narra, a lo largo de sus 8 capítulos, las historias entrelazadas de diferentes madres, todas amigas y vecinas del barrio Fuente del Berro. Manolo Caro vuelve a plasmar, como ya lo hizo en La casa de las flores, la maternidad desde un punto de vista de matriarcado power en el que la madre queda reflejada como el punto de unión y fuerza de la familia, el vértice sobre lo que todo gira y sin el que se resquebrajarían los cimientos de todo lo construido. “Me di cuenta de que era un tema muy interesante, una cuestión de la que todos tenemos una opinión”, decía el director sobre la trama central de la serie.

Una madre capaz de hacerlo todo por sus hijos, una preocupada de más por el qué dirán, otra que no sabe si quiere serlo y una última obligada a ello. Desde este punto parten una serie de tramas enlazadas en las que el pasado de la protagonista, Gloria (Nawja Nimri), está presente en cada acción, gesto o mirada. Secretos, mentiras y dramas envuelven la historia de estas cuatro mujeres que verán cómo lo idílico de su café en el parque es solo eso, un reflejo. 

Nawja Nimri confesaba hace poco que requirió de un trabajo previo al rodaje porque no acababa de ver hacia dónde iba el guion y la historia | Fuente: Diez minutos
Manolo Caro nos muestra los límites en los que se sitúan los actos que una madre se ve obligada a hacer a veces para proteger lo más sagrado que tiene: su familia. “Los hombres van y vienen. Pero lo que crece dentro de nosotras, eso no”, escuchamos al personaje de Gloria decir en la serie.

Gran parte de la magia de la serie, y su éxito, reside en el reparto por el que esta vez ha apostado el mexicano. Nawja Nimri (Vis a vis, La casa de papel), Macarena Gómez (30 monedas, La que se avecina), Alba Flores (La casa de papel, Vis a vis), Ella Kweku (Ismael) y Alex García (Antidisturbios, Hasta que la boda nos separe) encabezan una lista de actores y actrices a los que se le suman jóvenes promesas de la plataforma como lo son Carla Campra, a quién hemos visto recientemente en Feria: la luz más oscura, y Álvaro Rico, que ha triunfado en grandes producciones como Élite o Alba.

La serie ha supuesto el reencuentro en pantalla de Nawja Nimri y Alba Flores, quienes habían participado anteriormente tanto en Vis a vis como en La casa de papel. Además de juntar también a Álvaro Rico con Pol Hermoso, hermanos en Sagrada Familia y familia en Alba, la adaptación española de la turca Fatmagül’ün Suçu Ne? “Fue una serie muy fácil de concebir en cuando al concepto, además, tenía clarísimo a los actores que quería en el proyecto y les llamé personalmente para ofrecérselo”, declaraba el mexicano sobre el reparto de Sagrada Familia.

El reparto de Sagrada Familia ha conseguido unir en pantalla a algunas de las caras más conocidas del panorama audiovisual español con otras que están empezando | Fuente: El Confidencial

Las actuaciones junto a un guion e historia de lo más atrayente hacen que la serie tenga todos los ingredientes para triunfar en la plataforma y dejarnos un mejor sabor de boca después de la última producción del mexicano: Érase una vez…pero ya no. El debut de Sebastián Yatra en la pequeña pantalla no fue cómo se esperaba ni a lo que nos tenía acostumbrados Caro. Ha sido uno de los mayores chascos de la temporada audiovisual y la serie con peores críticas, hasta el momento, del director. 

Una serie al más puro estilo Manolo Caro

Si hay algo que define a Manolo Caro es el magistral uso del color que hace en toda su obra. Los decorados excéntricos son su seña de identidad y en Sagrada Familia ha hecho gala de ello. Las grandes vidrieras son el centro de todo lo visual de la serie, empezando por una cabecera 100% Caro y que se amolda a la perfección a la trama y a los capítulos. Una muestra de sus extravagantes gustos que nos recuerdan a esos adornos florales que reinaban en cada rincón de La casa de las flores. La decoración está medida al detalle y habla por sí sola de la personalidad de cada inquilino al igual que el cuidado y colorido vestuario de cada personaje. 

Macarena Gómez afirmaba haber aprendido a improvisar casi todo el tiempo gracias a la actuación de Lorenzo, su hijo en la serie, que al tener síndrome de Down improvisaba todo el rato | Fuente: SensaCine

Los símbolos y dobles significados están presentes durante toda la serie y es el caso de la grieta que cada vez es más grande y que aparece en la cocina (centro neurálgico de toda casa) de la familia protagonista y cómo esta representa que algo no está bien en esos cimientos. Vemos cómo el personaje de Nawja Nimri parece ser el único que la ve y que se preocupa, en medio de un sinfín de problemas, por taparla. Haciendo referencia al tema central de la serie.

Otro de los aspectos a destacar es la presencia, en todos los capítulos, de un pavo real en escena. Nadie parece verlo, pero ahí está. Un detalle, mínimo, que no está ahí por casualidad. Según la mitología griega, el pavo real estaba ligado a Hera, reina de los dioses, mujer de Zeus y patrona de las mujeres, el matrimonio y el parto. Todo suma y todo está en pantalla por algo.

Manolo Caro lo ha vuelto a hacer y le ha dado a Netflix una serie que engancha y que, si las audiencias no fallan, tendrá cierto recorrido en la plataforma. El director confesaba en una entrevista a El Confi TV (El confidencial) que la idea de una segunda temporada está sobre la mesa desde un primer momento y que fue así como la concibió. “La creé como una enciclopedia con dos tomos y así la vendí. Me encantaría que hubiera una segunda temporada”, declaraba el mexicano al hablar de una posible, y muy necesaria, continuación de la serie. Ahora solo falta esperar que Netflix mueva ficha.

 

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on email