fweqr

Y no se confundan: Chanel no perdió Eurovisión 2022

Así como hay muchas formas de perder, también las hay de ganar. Quizá Chanel no se llevó anoche el micrófono de cristal pero, como diría Belén Esteban: «se ganó el cariño de toda la gente»

Lo que se vivió anoche sólo es comparable al sentimiento futbolero de ganar una Eurocopa o un Mundial. Hacía mucho tiempo que en España no se sentía tanta ilusión por participar en Eurovisión, menos aún después de años quedando en la zona baja de la tabla y mandando propuestas muy poco convincentes, tanto para el público europeo como para el nacional. Sin embargo y, contra todo pronóstico, el país cerró filas en torno a Chanel Terrero, abriendo así una temporada eurovisiva en nuestro país de las que ya no se recordaban, desbordada de ilusión y esperanzas de triunfo al ver como ‘SloMo’ subía en las casas de apuestas. 

Aunque algunos todavía parecen empeñarse en lo contrario, atrás quedaron las acusaciones de tongo y los mensajes de odio que obligaron a la artista a cerrar su Twitter por un tiempo. Todo el drama del Benidorm Fest pasó, por suerte o por desgracia, a la historia, y ahora tocaba remar en una misma dirección, la del triunfo. Si bien el resultado final fue una más que digna tercera posición, el objetivo marcado se superó con creces: España, anoche, también ganó Eurovisión 2022.

Y es que en la vida hay muchas formas de ganar y de perder. Lo que hicieron Chanel y su equipo de bailarines –Raquel Caurin, María Pérez, Josh Huerta, Exon Arcos y Pol Soto– no es producto de un día ni de dos. Es trabajo personal de años, de toda una vida dedicada y entregada al espectáculo, y es el resultado de una propuesta que, desde el mes de enero, estaba ya casi cerrada.  Chanel es el inconformismo, la exigencia, la constancia y el trabajo. Y aquellos que trabajan cada día para superarse nada más y nada menos que a sí mismos y sin el objetivo de demostrarle nada a nadie, también son triunfadores. Y a veces, el triunfo va más allá de cifras y de posiciones. A veces, la victoria está en el impacto que generas. Porque nadie duda que ‘SloMo’ va a sonar en todas las discotecas europeas este verano, ni tampoco que va a copar las listas de éxitos de iTunes, Spotify y demás plataformas; y eso, también es ganar. Así que más allá de debates twitteros requemados sobre si la victoria de Ucrania es o no por cuestiones políticas, y más allá de ejercicios de historia contrafactual, preguntándonos ‘’qué hubiera pasado sí’’, toca celebrar la realidad, y es que ayer España deslumbró en el escenario de Turín La actuación, perfectamente ejecutada en todos los sentidos posibles –coreografía, vocales, puesta en escena y realización-, logró conquistar casi que unánimemente a la audiencia europea, la cual conectó con la propuesta española desde el momento de su anuncio, coreó efusivamente la letra y la premió en las votaciones, tanto en las del jurado profesional como en las del televoto. España quedó en tercera posición, pero rompió el récord de puntos recibidos por una candidatura nacional en Eurovisión: 459. Asimismo, el porcentaje de share fue de 50,8%, superando los 6.800.000 espectadores y convirtiéndose en el cuarto mejor dato de audiencia eurovisiva de la década en nuestro país, tan solo por detrás de Beth en 2003. En definitiva, las cosas bien hechas siempre saben a triunfo, y el resultado obtenido por España en esta edición del certamen musical europeo no es más que el principio de lo que, muy posiblemente, sea una nueva era dorada de nuestro país en Eurovisión. Con un Benidorm Fest 2023 ya en marcha, con expectativas de mejora y con un listón más que alto para los futuros candidatos, la ilusión por el futuro entre los y las eurofans está por las nubes. En lo que respecta a nuestra representante, sólo podemos decir que ha nacido una estrella, y que hay que dar visibilidad a esos pequeños artistas emergentes que buscan abrirse paso en esta jungla de talento. No olvidemos que si bien Terrero ya era algo conocida en la industria por sus papeles en musicales y por pequeños roles en conocidas series como ‘El Secreto de Puente Viejo’ o ‘Gym Tony’, para el gran público se trataba de alguien anónimo cuyo sencillo debut es, precisamente, ‘SloMo’. Si Chanel y su equipo son rápidos y llevan a cabo un nuevo movimiento con prontitud –ya sea la publicación de otro single o el anuncio de una pequeña gira por España– sabrá afianzarse en el panorama nacional. De momento toca conformarse con el lanzamiento oficial de ‘SloMo – Eurovision’s Dancebreak Edit’, donde se aprecian los nuevos arreglos musicales con respecto a la primera versión. Vistas sus cualidades escénicas, está claro que a la artista le espera un futuro brillante. Es única en su especie, y pese a la gran calidad artística que tenemos dentro de nuestras fronteras, no hay nadie que ofrezca un espectáculo tan completo como el que ella da. Veremos que le depara el futuro, pero todo apunta a que la hispano-cubana está más que ready para romper caderas, corazones y récords.  Chanel: enhorabuena y GRACIAS por devolverle la ilusión a todo un país. Seguiremos soñando contigo.  

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on email