Natalia Lacunza Concierto Alicante

Natalia Lacunza deja huella en Alicante con su Tiny Tour

Una noche mágica de final de verano junto al puerto de Alicante y bajo el castillo de Santa Bárbara, el escenario perfecto para el penúltimo concierto del Tiny Tour de Natalia Lacunza que ha conseguido enamorar a todos sus públicos.

Natalia Lacunza Concierto Alicante
Foto: Andrea Romero

El formato de este concierto en acústico reúne temas de sus dos LP que ahora mismo están en el mercado: “Otras alas” y “ep2”, canciones que invitan a cantar a todo el que asiste al evento, desde los más pequeños a los más mayores porque uno de las cosas que más me gustó fue ver a gente de todas las edades disfrutando de la música en directo.

A otro lado” fue la canción encargada de abrir el telón del escenario y aumentar aún más los nervios de toda la gente, que poco a poco, canción a canción iban creando una atmósfera en la que no pasaba nada más alrededor de lo que teníamos delante de nuestros ojos, ya que lo que consiguió la artista anoche fue transmitirnos toda la verdad y la pureza de sus canciones con cada movimiento y cada palabra.

Una montaña rusa de emociones fue lo que vivimos, ya que pasábamos de canciones más lentas a otras más enérgicas en un abrir y cerrar de ojos como fue en el medley de “Olivia” y “Crazy” que fue mi parte favorita de la noche, pero sin duda alguna, el momento más íntimo llegó con “nana triste”. Simplemente una versión a piano que me dejó sin palabras después de haberlo dado todo desde mi asiento con “gata negra”, que parecía ser la favorita de todos los que estábamos allí.

Casi todas las canciones interpretadas tuvieron su presentación, y es algo que no solo sirve para conocer la historia que hay detrás de cada detalle del tema, sino que también acerca más al artista y al público, que llegan a establecer una mejor conexión haciendo ese momento un poquito más intenso.

Natalia Lacunza Concierto Alicante
Lacunza ofrecerá su último concierto en Pamplona. / Foto: Andrea Romero

El público estaba totalmente volcado con Natalia Lacunza. Escandalosos aplausos y ovaciones acompañaban cada una de las canciones, sin duda alguna los alicantinos estuvieron a la altura. Además, al finalizar el concierto, pude compartir algunas palabras con distintas personas que coincidían en lo que yo misma pensaba: Natalia tiene un ángel por dentro. La música en directo, siempre sorprende para mejor, y yo recomiendo que todo el que pueda, vaya a un concierto de esta pedazo de artista que ha conseguido que incluya alguno de sus temas en mis playlists favoritas.

Fotos y crónica por Andrea Romero,

(tw: @miriamdramatic / ig: @andrearomero7)

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on email