desde que estas tu miriam rodriguez

Miriam Rodríguez y el derecho a la reinvención

«No es justo que una artista tenga que estar constantemente justificando hacia dónde quiere dirigir su carrera. Tampoco lo es reducir su esencia e identidad a una melena o a determinados accesorios»

La industria musical es paradójica a la par que contradictoria en lo que a las artistas femeninas se refiere. ¿Cómo es posible que se les exija una constante reinvención para mantener el éxito y, a la vez, se las critique por ello? 

Es el caso de Miriam Rodríguez. La gallega publicaba el pasado viernes 4 de noviembre ‘Desde Que Estás Tú’, segundo sencillo del que será su tercer trabajo discográfico y, también, de esta nueva etapa en el sello Blue Donkey Music. El tema, aún más rupturista que ‘La Última Función’ –su predecesor-, se circunscribe a esta nueva ola de tontipop que han puesto de moda cantantes como Sebastián Yatra‘Tacones Rojos’ o Lola Índigo ‘Toy Story’-, entre otros.

No obstante, esta “transformación’’ artística ha suscitado algo de polémica en redes. Nostálgicos/as de cierto concurso televisivo parecen recriminarle a Rodríguez el que haya cambiado, aunque sea de manera temporal, el desgarro de las baladas poprockeras por la frescura y, por qué no decirlo, por lo simple pero efectivo.
No es justo que una artista tenga que estar constantemente justificando hacia dónde quiere dirigir su carrera. Tampoco lo es reducir su esencia e identidad a una melena o a determinados accesorios, lo cual denota un concepto extremadamente superficial de la música y de lo que ella significa. 

Por supuesto que nos puede gustar más o menos este nuevo concepto. Por supuesto que es lícito preferir sus anteriores proyectos, destinados a una audiencia mucho más concreta.

Al fin y al cabo, cada paso va cargado de influencias y aprendizaje, y no por querer experimentar y pasártelo bien haciendo tu trabajo deben pensar que te estás equivocando.

Quienes se dedican a esto son más que meros productos comerciales diseñados a gusto del consumidor, e igual va tocando entenderlo. Igual va siendo hora de dejar ir ciertos tópicos y de adaptarse a los tiempos. E igual deberíamos ir dándonos cuenta de que se puede opinar sobre música sin desmerecer el trabajo de nadie.

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on email