katy perry smile christine hahn

El espectáculo circense de Katy Perry: ‘Smile’

La cantante estadounidense publica este 28 de agosto su quinto álbum de estudio horas después de dar a luz a su primera hija, Daisy Dove Bloom.

Han sido tres años complicados para Katy Perry desde la salida de ‘Witness’, su anterior disco, pero, a pesar de todo, ha sabido sobreponerse a todas las dificultades para sacar adelante su nuevo trabajo: ‘Smile’. Publicado bajo la firma de Capitol Records, el proyecto ha contado con productores de renombre como el omnipresente Max Martin, Abraham Carolina Liar, Charlie Puth o Zedd. El LP cuenta con 12 nuevas canciones las cuales han sido promocionadas en los últimos meses a través de los singles ‘Daisies’, ‘Smile’ y ‘Never Really Over’.

Smile’ no solo supone una nueva etapa musical de la artista, si no también personal. Desde el 2017, Perry sufrió una depresión y una situación sentimental complicada con su actual prometido Orlando Bloom pero, estas canciones nos muestran su capacidad de no caer en la negatividad y encontrar en cualquier situación la sonrisa, aunque duela.

smile katy perry
Fotografía: Christine Hahn

La gran pregunta que flota en torno a la órbita de este nuevo trabajo es qué hacer cuando lo has conquistado todo en el pop. Lo que trató de plasmar en ‘Witness’, una nueva era de pop comprometido socialmente, con letras woke y nuevas influencias musicales como electro-pop y hip hop, no funcionó. Por ello, ‘Smile’ vuelve la vista a ese pop que la consagró como estrella, más brillante, más chicle, mirando de lejos lo que fue ‘Teenage Dream’ y a pesar de que volvemos a esa música optimista que nos alienta a seguir sonriendo pase lo que pase, no nos encontramos con ritmos tan pegadizos que se quedaban enquistados en tu cabeza como los de su época dorada.

Es evidente que las canciones presentan el gancho pop al que estamos acostumbrados, y más en Katy Perry que ha sabido repetir la fórmula de su éxito. Sin embargo, viniendo de ella, todo el mundo esperaba algo más y no un disco que parece pasar de puntillas por el historial de este año 2020.

La canción que destaca sin lugar a duda sobre el resto del disco es la que abre el trabajo: ‘Never Really Over’, un single triunfador en toda regla que desgraciadamente no ha visto su impacto en listas, aunque lo mereciese con creces. El estribillo pegadizo y alegre junto con la producción electrónica de Zedd da la imagen de lo que se espera de una artista como Perry.

katy perry smile
Fotografía: Christine Hahn

Continúa con ‘Cry About It Later’, que también presenta un killer chorus como ‘Never Really Over’ y consigue mantener el nivel en cierta manera. Destacaría también ‘Not the End of the World’, tema que suena actual y que podría tener su efecto en las plataformas con la debida promoción. Sin embargo, otras canciones como ‘Daisies’ –a pesar de resonar los ecos del estribillo de su hit ‘Part Of Me’–, ‘Smile’ o ‘Resilient’, pasan más desapercibido en el tracklist.

Cierra el disco con ‘What Makes a Woman’, una canción que sobresale sobre las demás en cuanto a estilo musical. Esta presenta un sonido fuertemente acústico y se trata de un tema que la propia cantante ha confesado que es de sus favoritos del LP.

A lo largo de este año hemos visto cómo las grandes estrellas del pop de la pasada década comienzan a crecer, a ser mayores y a madurar, cada una optando por su propio camino. La elección actual de Katy Perry se asemeja más a la opción que han tomado otras artistas como Lady Gaga con ‘Chromatica’ o Miley Cyrus con ‘Midnight Sky’: volver la vista a lo que la hicieron grandes, revisarse y crear un nuevo proyecto basado en ello. Una decisión opuesta a la que ha tomado este año por el contrario Taylor Swift con folklore introduciéndose en el indie.

Fotografía: Christine Hahn

En definitiva, ‘Smile’ es una reafirmación de la marca más puramente de la artista sin complicaciones, sin riesgo. Una falta de innovación que puede pecar de plana en muchos aspectos. Pero éste, es un espacio en el que la artista se siente cómoda, es el mejor reflejo de sí misma. Además, es un claro síntoma de la vuelta a la normalidad: ritmos alegres y el pop en su máximo esplendor, sonidos que no habría que tampoco tendríamos que dejar atrás por la situación en la que nos encontramos.

 

Escucha el álbum aquí:

Por: Inés Serrano

Comparte este artículo

Share on twitter
Share on facebook
Share on pinterest
Share on email